RUT
Clave
Recuperar Contraseña
Buscar
Revista Nº 18
TEMAS
 
La Oferta Pública
de Valores Extranjeros en el País
Roberto Guerrero V.,
Abogado,
Profesor de Derecho Comercial U. Católica de Chile

La Ley Nº19.601 agregó un nuevo Título (XXIV) a la Ley Nº18.045 sobre Mercado de Valores. Este nuevo título contiene las normas aplicables a la oferta pública de valores extranjeros o certificados de depósito de valores representativos de éstos ("CDV"), en Chile, en las bolsas de valores a que se refiere el título VII de dicha ley, lo que se ha denominado en círculos financieros como la "Bolsa Off-Shore", por tratarse de valores emitidos fuera de Chile. A continuación, me referiré a los principales aspectos normativos que contempla la ley.

1.- Normas Generales
Las operaciones que se realicen de acuerdo a las normas del Título XXIV tienen el carácter de operaciones de cambios internacionales para los efectos de lo dispuesto en la Ley Orgánica del Banco Central de Chile, lo que permite que puedan ser objeto de regulaciones por parte de dicha entidad.

Las operaciones a que se refiere este Título pueden ser desarrolladas en las bolsas de valores referidas en la ley, y deben ser reglamentadas mediante normas internas que éstas adopten, previa aprobación por la Superintendencia de Valores y Seguros (la "Superintendencia"). La Superintendencia, mediante normas de carácter general y previo informe favorable del Banco Central, puede autorizar la realización de transacciones de valores extranjeros o de CDV, fuera de la bolsa.

Para los efectos del mercado de valores, se entiende que los CDV son títulos transferibles, nominativos, emitidos en Chile por un depositario de valores extranjeros, representativos de títulos homogéneos transferibles de un emisor extranjero, los que son objeto de un depósito en un depositario de valores extranjeros.

A su vez se entenderán comprendidos dentro del concepto de valores extranjeros, entre otros, los certificados de depósito representativos de valores chilenos, emitidos en el extranjero, como los ADRs.

Los valores extranjeros y los CDV sólo pueden expresarse en las monedas extranjeras que autorice el Banco Central y en dichas monedas deben transarse en el mercado nacional, considerándose para todos los efectos legales como títulos extranjeros. Los CDV podrán canjearse o convertirse en su equivalente a valores extranjeros, así como estos últimos a aquéllos, de acuerdo al contrato de depósito de valores extranjeros celebrado entre el emisor y el depositario de valores extranjeros o, en su caso, de acuerdo al reglamento interno correspondiente.

La ley otorga a la Superintendencia el mandato de establecer, mediante normas de carácter general, la forma, condiciones, plazos y modalidades en que se llevará a cabo la oferta pública de valores extranjeros o de CDV, teniendo en cuenta la naturaleza de los mismos y determinando los mercados en que podrán transarse. Lo anterior, sin perjuicio de las condiciones y modalidades que determine el Banco Central para que se efectúen las operaciones de cambios internacionales relativas a los valores a que se refiere el título de la referencia, en conformidad con las facultades que le confiere su Ley Orgánica Constitucional.

En tal sentido, la Superintendencia ha dictado las Normas de Carácter General números 82, 87 y 88, mediante las cuales ha establecido las normas de inscripción de acciones extranjeras, de cuotas de fondos de inversión internacional, de cuotas de fondos abiertos y de cuotas de fondos cerrados y de CDV en el Registro de Valores Extranjeros, su oferta pública en Chile, su difusión, colocación y obligaciones de inscripción; y la Norma de Carácter General Nº 83, mediante la cual ha impartido instrucciones sobre la oferta pública de valores extranjeros en las bolsas de valores.

La oferta pública de valores extranjeros en Chile que sean emitidos por organismos internacionales o supranacionales, o Estados extranjeros debe sujetarse también a las normas que fije la Superintendencia, mediante normas de carácter general.

2.- Depositarios
De acuerdo a las normas del Título XXIV, sólo pueden ser depositarios de valores extranjeros los bancos, las sucursales de bancos extranjeros autorizados para operar en Chile y las demás personas jurídicas que autorice la Superintendencia, mediante una norma de carácter general. En el evento de que el depositario sea una persona jurídica, ésta debe cumplir con los siguientes requisitos:

Que su giro principal sea la realización de inversiones financieras o en activos financieros, con fondos de terceros.
Que el volumen de transacciones, naturaleza de sus activos u otras características, permita calificar de relevante su participación en el mercado.

El depositario de valores extranjeros debe llevar un registro especial, que señala el artículo 179 de la ley y representar a los titulares de los mismos. Además, tiene la obligación de poner a disposición de los titulares de CDV, la información referida a los beneficios y al ejercicio de los derechos que emanan de los títulos extranjeros que le proporcione el emisor originario de los mismos.

3.- Inscripción
La oferta pública de valores extranjeros en Chile, o de CDV, incluyendo la que realicen los organismos internacionales, supranacionales, o estados extranjeros, sólo puede llevarse a cabo cuando éstos o aquéllos se inscriban en un registro público especial, denominado "Registro de Valores Extranjeros", que lleva la Superintendencia.

La inscripción a que nos referimos sólo puede realizarse cuando el emisor originario de los valores esté inscrito en la entidad supervisora o reguladora competente de su país de origen o de otro país en donde se transen efectivamente sus valores.

Tratándose de la inscripción de valores extranjeros, la ley establece que ésta debe ser solicitada por el emisor. Ahora bien, en el caso de emisión de CDV, la inscripción puede ser solicitada por el emisor o por un depositario de valores extranjeros.

El emisor puede optar entre inscribir los valores extranjeros o los CDV correspondientes. Cuando el emisor haya solicitado la inscripción, ya sea de valores extranjeros o de CDV, no puede otro depositario de valores extranjeros solicitar una inscripción posterior relacionada con el mismo valor extranjero. No ocurre así, en el caso de que sea un depositario de valores extranjeros el que haya solicitado una inscripción de CDV, pues en este evento, la ley permite expresamente que otro depositario inscriba otra emisión de CDV, relacionada con el mismo valor extranjero.

El solicitante de la inscripción, sea éste el emisor o el depositario, ya sea ésta de valores extranjeros o de CDV, debe proporcionar a la Superintendencia y a las bolsas en que éstos se coticen en el país, información jurídica, económica, financiera, contable y administrativa respecto del emisor y sus valores, en la forma y oportunidad que determine la Superintendencia a través de la correspondiente norma de carácter general. En el evento de que sea un depositario el que solicite la inscripción de CDV, está obligado a proporcionar dicha información mientras se mantengan los CDV correspondientes en circulación en el país.

Sin perjuicio de estar inscrito el emisor originario, los valores extranjeros que se inscriban o los que dan origen a los CDV deben ser susceptibles de ser ofrecidos públicamente en los mercados de valores del país del respectivo emisor o en otros mercados de valores internacionales.

No obstante lo anterior, pueden inscribirse valores extranjeros no susceptibles de ser ofrecidos públicamente en los mercados de valores del país del respectivo emisor o en otros mercados de valores internacionales, cuando se cumplan los requisitos que establezca la Superintendencia a través de una norma de carácter general.

4.- Rechazo, Suspensión o Cancelación de la inscripción
La Superintendencia puede rechazar la inscripción y registro de un valor extranjero o de los CDV, en casos excepcionales y graves relativos a hechos relacionados con la ley sobre tráfico de estupefacientes o con circunstancias que por su naturaleza sea inconveniente difundir públicamente.

La Superintendencia puede suspender o cancelar la inscripción de un valor en el Registro de Valores Extranjeros en los siguientes casos:

Cuando el emisor originario de los valores no esté inscrito en la entidad supervisora o reguladora competente de su país de origen o de otro país en donde se transen efectivamente sus valores.

Cuando los valores extranjeros o los que dan origen a los CDV no sean susceptibles de ser ofrecidos públicamente en los mercados de valores del país del respectivo emisor o en otros mercados de valores internacionales

Cuando, tratándose de la inscripción de valores extranjeros no susceptibles de ser ofrecidos públicamente en los mercados de valores del país del respectivo emisor o en otros mercados de valores internacionales, no se cumpla con los requisitos establecidos por la Superintendencia a través de la correspondiente norma de carácter general; y por infracción al artículo 15 de la Ley Nº18.045, en la forma y plazo allí establecidos.

5.- Transferencia de valores extranjeros y de CDV
La transferencia y transmisión de toda clase de valores extranjeros estarán sujetas a las reglas aplicables a la naturaleza del título, las cuales deben ser indicadas en los antecedentes que requiera la Superintendencia mediante las normas de carácter general que esta entidad emita, cuando establezca la forma, condiciones, plazos y modalidades en que se llevará a cabo la inscripción y la oferta de valores extranjeros y de CDV.

Tratándose de la transferencia y transmisión de CDV, se aplican las normas nacionales sobre adquisición, cesión, traspaso y enajenación de las acciones de sociedades anónimas abiertas.
Revista del Abogado
Números Editados
Publicidad en Revista del Abogado
Volver
webpay
Inscripción en linea
E-CERTCHILE
Revista N° 75
Mayo 2019
Los Martes al Colegio
MICROJURIS
PRO BONO
Codificación Comercial
DLE
UANDES
Poder Judicial2
Inserto2
Tramitación Electrónica