RUT
Clave
Recuperar Contraseña
Buscar
Revista Nº 22
CONTRAPUNTO
 
Nombres de Dominio
Por Lorena Donoso A.
Profesora de la Facultad
de Derecho
Universidad de Chile

1) Naturaleza jurídica de los nombres de dominio Al verificarse la inscripción de un nombre de dominio, celebramos un contrato de prestación de servicios que, además, es un contrato de adhesión con un prestador de servicios monopólico (NIC). El servicio principal consiste en el ingreso, registro y mantención de una cadena de caracteres alfanuméricos definida por el usuario, en una base de datos que vincula esta cadena al código numérico (nœmero IP) correspondiente a un servidor conectado a la red Internet. La prestación de este servicio encuentra su sustento normativo en el artículo 19 Nº 21 de la CPR de 1980, como una manifestación del libre ejercicio de una actividad económica. De este contrato surgen derechos personales (y no reales) que son transferibles y transmisibles, donde lo cedido o transferido es el derecho a requerir al prestador de servicios que elimine el registro anterior y realice una nueva inscripción en los términos que señale el cesionario, pagando en todo caso, el precio del servicio. Las normas que rigen este contrato son, por cierto, de derecho privado. El nombre de dominio constituye un identificador y en esto podríamos decir que es similar a una marca -esta es la razón por la que suelen entrar en conflicto-; sin embargo, se diferencia de esta institución porque no hay sinonimia ni identidad, cada nombre lleva indefectiblemente a un sitio distinto, (aun cuando fonéticamente aparezcan como similares), su ámbito de acción es limitado a la red privada Internet, su finalidad es nemotécnica (es más sencillo recordar una palabra que una cadena numérica) y su función es complementar el sistema de control de las transferencias de información entre los servidores conectados a esta Red.

Otra confusión está en estimar que el "nombre de dominio"es una manifestación del derecho de propiedad. Esto no es así, pues la denominación es sólo una traducción literal del inglés domain; sin embargo, perfectamente pudo traducirse como "nombre de control", caso en el cual no incurriríamos en este error.

2) Ventajas y desventajas del sistema registral chileno
La principal ventaja es que, además del servicio principal enunciado, incluye en el precio un servicio de mediación de "solicitantes en competencia"que en el hecho da soluciones prontas y efectivas y que opera sin perjuicio del arbitraje pagado que deriva de los acuerdos firmados en 1999 por NSI, ICANN y el Departamento de Comercio del Gobierno de los Estados Unidos. Constituye así un modelo autoregulatorio integral reconocido a nivel internacional. La gran desventaja es la falta de preparación de nuestro entorno jurídico para abordar la nueva realidad tecnológica, lo que ha llevado a que se pretenda aplicar categorías normativas tradicionales a instituciones nuevas con una naturaleza propia, en vez de propender a un avance del sistema jurídico que genere el necesario equilibrio entre flexibilidad y seguridad.
3) Criterios para la solución de controversias en esta materia
El principio rector de la solución de controversias es el de buena fe, conforme al cual debe ingresarse en la base de datos el dominio a nombre de quien primero solicitó su inscripción, salvo que se acredite que éste actuó de mala fe, apreciación que se hará en cada caso concreto atendiendo a mœltiples antecedentes, entre los cuales podemos mencionar el análisis del registro marcario (sin embargo, incluso ha habido casos en que se ha desistido un solicitante que tiene el identificador inscrito como marca), o que se solicite la inscripción de un término con que es notoriamente conocido un tercero y aparezca que se busca lucrar ilegítimamente con la transferencia de los derechos derivados de la inscripción o, en general, que se actœe en perjuicio de un tercero o en fraude a la ley.
 
Por Gonzalo Sánchez S.
Abogado
Arbitro NIC Chile.
 
1.-Naturaleza jurídica de los nombres de dominio
Este tema fue abordado en innumerables sesiones por los árbitros corredactores del reglamento NIC Chile y la reflexión al respecto, en ese momento, giró en torno a los siguientes ejes: de acuerdo a nuestra Constitución, sólo la ley puede establecer el modo de adquirir la propiedad, de usar, de gozar y disponer de ella y las limitaciones y obligaciones que deriven de su función social. Dado lo anterior queda claro que NIC Chile no puede otorgar el dominio o propiedad sobre los nombres de dominio, por no existir una ley que se lo permita. Por otra parte, de acuerdo a la delegación hecha por IANA a NIC Chile, la función de este œltimo consiste en la administración del TLD.cl, que en la práctica se traduce en la asociación de nombres con nœmeros IP. La reglamentación actual de NIC Chile, que se generó en el marco de la "autorregulación", determina que cuando una persona o empresa solicita un dominio lo hace suscribiendo un contrato con NIC Chile. Dado lo anterior, sí se puede afirmar que existe un derecho de propiedad sobre los derechos personales que emanan de dicho contrato suscrito con NIC Chile.

2.-Ventajas y desventajas del sistema registral chileno
Más allá del hecho de que toda reglamentación es perfectible, lo concreto es que la actual normativa posee eficientes recursos y herramientas para combatir los registros abusivos y de mala fe. En efecto, en primer lugar el artículo 14 señala expresamente que el solicitante de un nombre de dominio se responsabiliza de que dicha inscripción no contraríe las normas vigentes sobre abusos de publicidad, los principios de la competencia leal y de la ética mercantil, como asimismo, derechos válidamente adquiridos por terceros. Si una persona o empresa se siente lesionada a raíz de la solicitud de un dominio, el reglamento establece un sistema de oposición dentro de los 30 días siguientes a la solicitud. Posteriormente, tendrá lugar una audiencia de mediación gratuita ante NIC Chile donde ambas partes serán informadas de sus derechos y se intentará resolver la controversia. Cabe señalar que actualmente el noventa por ciento de los conflictos se solucionan en la etapa de mediación, lo cual constituye una estadística objetiva difícil de equiparar por otros administradores. Si el conflicto persiste, el reglamento establece un procedimiento arbitral en el cual un árbitro arbitrador cita a una audiencia de conciliación, la cual, de no producirse, da paso a que las partes manifiesten por escrito sus respectivas pretensiones. Adicionalmente existe una acción de cancelación, que permite a aquellas personas o empresas que no hicieron valer oportunamente su derecho de oposición, cuestionar aquellos registros hechos de mala fe. Actualmente existen muchos prejuicios sobre el sistema de resolución de conflictos, que suelen despejarse cuando se entiende a cabalidad la mecánica del sistema y su contribución a dar un cauce de solución a un tipo de conflictos de naturaleza muy compleja.

3.-Criterios para la solución de controversias en esta materia
El sistema de solución de controversias está construido sobre el respeto a la buena fe, a los derechos válidamente adquiridos y a las normas sobre leal y libre competencia. Lo anterior se traduce en la tesis o teoría del "mejor derecho"como criterio final para dirimir un conflicto de nombres de dominio, lo cual resulta importante ya que todavía existe la creencia errónea de que los conflictos de nombres de dominio se resuelven en base a la premisa "first come, first served", es decir que el dominio se asigna al que primero lo solicita. En realidad, este criterio cronológico sólo se aplica cuando ninguna de las partes puede acreditar un mejor derecho y existiendo buena fe.
Revista del Abogado
Números Editados
Publicidad en Revista del Abogado
Volver
webpay
Inscripción en linea
E-CERTCHILE
Revista N° 75
Mayo 2019
MICROJURIS
Inserto2
Los Martes al Colegio
PRO BONO
DLE
UANDES
Poder Judicial2
Codificación Comercial
Tramitación Electrónica