RUT
Clave
Recuperar Contraseña
Buscar
Fallo del TC: ''La Constitución no le otorga al que está por nacer la categoría de persona'' - Fuente: El Mercurio, martes 29 de agosto de 2017
Recién a las 20:30 horas de ayer, el nuevo presidente del Tribunal Constitucional, Iván Aróstica, dejaba el edificio de Huérfanos 1234, en el centro de Santiago. Había sido una ardua jornada que partió con su juramento ante el Pleno del tribunal al mediodía, en reemplazo de Carlos Carmona, para luego trabajar junto al resto de los integrantes del TC en la redacción final y publicación del fallo sobre el proyecto de aborto en tres causales.
 
Diputados y senadores de Chile Vamos habían presentado requerimientos impugnando la constitucionalidad de la iniciativa que despenaliza el aborto en caso de riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal o violación, los que fueron rechazados por el Pleno, por seis votos (Carlos Carmona, presidente saliente, Gonzalo García, Domingo Hernández, María Luisa Brahm, Nelson Pozo y José Ignacio Vásquez) contra cuatro (Marisol Peña, Iván Aróstica, Juan José Romero y Cristián Letelier), planteando que el proyecto no vulnera la Carta Fundamental.
 
Tras la ceremonia de ayer al mediodía, cada miembro del TC se dirigió a sus oficinas y se afinaron los detalles para emitir el fallo. Pero las horas fueron pasando, y se demoró la revisión del fallo de minoría, así como la compaginación del documento final. Otra de las dificultades fue la notificación que se debe realizar a las partes (tanto los requirentes como el Ejecutivo), requisito sin el cual no puede realizarse la publicación del fallo.
 
Finalmente, la publicación se hizo pasadas las 21:00 horas en su página web.
 
El fallo del Tribunal Constitucional cuenta con 297 páginas.
 
En su primera parte, el texto recuerda que 'los requirentes objetan dicho proyecto de ley. En primer lugar, sostienen que vulnera la vida del que está por nacer, toda vez que permite el aborto en tres causales. La protección constitucional al que está por nacer impide cualquier tipo de regulación que tienda a desproteger al embrión o al feto, por la vía de levantar la tipificación o la sanción penal'.
 
Consideraciones previas: 'Este no es un debate entre buenos y malos'
 
El tribunal plantea en sus consideraciones previas que 'la sociedad espera que nuestra decisión sea una interpretación fiel del texto constitucional'. Además, agrega: 'No vamos a decidir desde la óptica de la religión, de la moral, de la política, sino que desde la perspectiva de la Constitución'. A su vez, asegura que 'este no es un debate entre buenos y malos, entre pecadores y justos, entre personas con y sin escrúpulos'.
 
Enfatiza, asimismo: 'no vamos a decidir si hay aborto en nuestro país. Esa es una decisión que tomó el Congreso Nacional. Vamos a revisar si esta decisión del legislador se enmarca dentro de los márgenes permitidos por la Constitución'.
 
Luego advierten sobre lo que no se pronunciarán. Y se lee: 'No vamos a tratar el estatuto ontológico del nasciturus (...) aquí nos referiremos al concepto jurídico, que es el que está reconocido en nuestra Carta Fundamental'.
 
Constitución 'construye su concepto de persona a partir del nacimiento'
 
Luego se afirma que 'la Constitución no le otorga al que está por nacer la categoría de persona. Ello no obsta a que sea un bien jurídico de la mayor relevancia'. En ese sentido, dice: 'El Código Civil señala que la existencia legal de toda persona principia al nacer (artículo 74)'. Y enfatiza en que 'la Constitución también construye su concepto de persona a partir del nacimiento'. Se agrega que 'en el inciso segundo ya no emplea la expresión 'persona'. Habla 'del que está por nacer''.
 
'La madre no puede ser considerada como un instrumento'
 
Se agrega que: 'Del texto de la Constitución no se desprende ni se infiere que la protección del que está por nacer sea un título que perjudique a la progenitora. Desde luego, porque las medidas de protección en algunos casos pasan inevitablemente por ella. El primer sujeto obligado por la protección y sin cuyas acciones u omisiones este deber no puede cumplirse, es la mujer'.
 
Además, advierte que 'la madre no puede ser considerada como un instrumento utilitario de protección del no nacido. El legislador, precisamente y por ese deber primario, no puede ir contra la mujer imponiendo su voluntad e incluso poniendo en peligro su vida o imponiéndole deberes más allá de lo que a cualquier persona se le exige'.
 
Finalmente, señala que ninguna de las tres causales viola la Constitución.
 
Riesgo de vida de la madre
 
En este apartado plantea: 'Que no hacer nada frente al riesgo que produce el embarazo en la mujer, es una forma de decidir. Requerida por la mujer la interrupción del embarazo y diagnosticado por el cirujano el riesgo vital, no cabe otra solución que la interrupción para salvar la vida de la madre'.
 
Inviabilidad del feto: Dificultad del diagnóstico no hace 'más o menos constitucional la norma'
 
En torno a la inviabilidad fetal y los argumentos de los requirentes, señala: 'Lo fácil o difícil del diagnóstico de una determinada enfermedad no hace más o menos constitucional la norma'.
 
En otro pasaje se pregunta: '¿Por qué tienen que decidir el juez, el marido, el médico, y no la mujer? Mientras la mujer está embarazada, puede celebrar actos y contratos, es responsable ante la ley, puede seguir trabajando o estudiando, puede ser candidata, puede votar. Para todos esos actos no se la considera con esta interdicción pasajera'.
 
Violación: 'No es una decisión impuesta por el Estado'
 
Frente a la causal de aborto por violación, se lee: 'El que se sostenga que el alivio al trauma de la violación no es el aborto, es una decisión de conveniencia o mérito. Es el legislador el que apreció que era una alternativa de solución. En todo caso, no es una decisión impuesta por el Estado, sino que recae en la decisión de la mujer y del equipo médico encargado de examinarla'.
 
Además, profundiza en que 'no se afecta la igualdad ante la ley', pues 'cabe señalar que son causales distintas, sometidas a requisitos distintos, que no se pueden asimilar y someter a una misma regla común'.
 
297 páginas tiene el documento final del fallo del TC.
 
'La Constitución no le otorga al que está por nacer la categoría de persona. Ello no obsta a que sea un bien jurídico de la mayor relevancia'.
VOTO DE MAYORÍA

'En todo caso, no es una decisión impuesta por el Estado, sino que recae en la decisión de la mujer y del equipo médico encargado de examinarla'.
VOTO DE MAYORÍA
 
 'Pluralismo' y 'derechos de la mujer'
 
En el voto de mayoría, el TC explicita 'elementos que guiarán nuestro razonamiento' y que se relacionan con 'el pluralismo que garantiza nuestra Constitución, con la autonomía con los derechos de la mujer como persona, con el derecho penal concebido como última ratio y con los derechos de los pacientes.
 
Respecto del primero, señala que 'la Constitución garantiza el pluralismo organizativo y de ideas. Eso impide que se pueda imponer un modelo determinado de pensamiento, de moral, propio de una o más organizaciones, de una o más personas, al resto de la sociedad'.
 
En un segundo aspecto, enfatiza en que 'la mujer es persona; como tal sujeto de derecho. Por lo mismo, tiene derechos y puede adquirir obligaciones'.
 
En tercer lugar, establece que 'la Constitución no le otorga al que está por nacer la categoría de persona. Ello no obsta a que sea un bien jurídico de la mayor relevancia'.
 
También señala que 'el derecho penal implica una carga para las personas, por las mayores restricciones de derechos que implica, tanto en el procedimiento de la generación de la sanción, como en la sanción misma. También, por el mayor reproche social y jurídico que conlleva. Por lo mismo, no puede operar siempre y a todo evento como instrumento de preservación de ciertos bienes jurídicos'.
 
Finalmente, sobre el derecho de los pacientes enfatiza en que 'con la entrada en vigencia de la Ley N° 20.584, el año 2012, que regula los derechos y deberes que tienen las personas en relación con acciones vinculadas con su atención en salud, cambió en nuestro país el paradigma de la atención médica. Este estaba centrado en la discrecionalidad del facultativo. En cambio, esta ley pone en el centro de la atención médica al paciente y sus derechos (...)'. 
Volver
webpay
Inscripción en linea
Revista N° 78
Julio 2020
Los Martes al Colegio
Poder Judicial2
Tramitación Electrónica
Inserto2
MICROJURIS
UANDES
Codificación Comercial
DLE
PRO BONO