RUT
Clave
Recuperar Contraseña
Buscar
Corporación de Asistencia Judicial por Jorge Precht Pizarro
Después de largos años dedicados a la docencia e investigación en derecho público, poseedor de grados y postgrados académicos, juré y me colegié el 6 de mayo pasado. Hice mi práctica profesional entre abril y noviembre 2010.
 
La experiencia de la práctica efectuada en mi caso en la Oficina de Derechos Humanos de la Corporación, fue de enorme valor.
 
La primera razón es el enriquecimiento profesional. Al concurrir egresados y licenciados de muy distintas Escuelas de Derecho, enfrentados a defensas concretas, se detecta las falencias y se comparte las bondades de la formación académica recibida. Ello jamás se podrá lograr si la práctica se realizara sólo al interior de cada Alma Mater.
 
Como los postulantes habilitados no compiten entre sí, sino que están interesados en aprobar su práctica lo mejor posible, hay un mercado común de ideas, de recetas y de sufrimientos y, por qué no decirlo, de errores prontamente corregidos por los abogados supervisores.
 
Solidaridad de galeotes se puede decir. De acuerdo, pero qué felicidad cuando se llega a la ansiada costa de la libertad!
 
La segunda razón es el servicio a los pobres. La atención a la persona y a su familia permite asomarse a un mundo muchas veces conocido a través de cifras, pero que no tiene rostro ni nombre. En la Corporación adquiere nombre y rostro, muchas veces envuelto en la espiral descendente de la miseria y a menudo son nombres de mujer y de niño.
 
 
 
Jorge Precht Pizarro
Abogado
 
Volver
webpay
Inscripción en linea
Revista N° 78
Julio 2020
MICROJURIS
Inserto2
Tramitación Electrónica
Los Martes al Colegio
PRO BONO
UANDES
DLE
Codificación Comercial
Poder Judicial2